Terapia para Niños y Adolescentes en Alicante.
Psicóloga para Adolescentes en Alicante y para Niños.

Terapia para adolescentes en Alicante.

La adolescencia es una etapa complicada  en la que es necesario resolver la dependencia y conquistar la autonomía y estas son tareas difíciles de asumir tanto para los hijos jóvenes como para sus padres. La presencia de una psicóloga que realice terapia para niños y adolescentes contribuirá positivamente en esta etapa.

Terapia con adolescentes en Alicante. Psicóloga para adolescentes en Alicante
Terapia con adolescentes en Alicante. Psicóloga para adolescentes en Alicante

Terapia para adolescentes en Alicante

La adolescencia es una etapa complicada en la que es necesario resolver la dependencia y conquistar la autonomía y estas son tareas difíciles de asumir tanto para los hijos jóvenes como para sus padres que, en muchas ocasiones, requieren de la ayuda de un psicólogo especializado.

Terapia con adolescentes en Alicante. Psicóloga para adolescentes en Alicante

Terapia con niños en Alicante

La infancia requiere gestionar adecuadamente la dependencia inicial del niño hasta una progresiva autonomía y participación activa en su grupo socio-cultural. Las terapias del psicólogo con niños y adolescentes (terapias familiares) acompañan a la familia en este proceso.

Terapia con adolescentes en Alicante. Psicóloga para adolescentes en Alicante

Terapia familiar con niños.

La infancia requiere gestionar adecuadamente la dependencia inicial del niño hasta una progresiva autonomía y participación activa en su grupo socio-cultural.

Un adolescente perturbado o un niño con problemas de conducta pueden verse afectados por el contexto familiar, y a su vez afectar el contexto del que forma parte. En estas circunstancias se puede recurrir a la ayuda de un posicólogo especializado en adolescentes y niños.

La terapia familiar d ela mano de un psicólogo abarca a todas las personas significativas en la vida del niño y del adolescente. El hecho de incluir a toda la familia en la terapia determina que los cambios tienden a mantenerse, debido a que el sistema familiar mismo y no sólo los individuos están transformándose. Dado que todos los miembros de la familia cambian, sus respectivos cambios tienden a reforzarse y mantenerse entre sí.

La contribución del psicólogo contribuye a que exista la figura de un nuevo rol y un mediador entre las partes.

 

La familia, a menudo, es la que tiene más recursos con los que generar cambios. El psicólogo ayhudará a enseñarles a sacarlos como parte del trabajo terapéutico en las terapias familiares con adolescentes y niños.