Ejemplo de cambio de imagen mediante Feng Shui personal

Paciente con problemas de autoestima, cuyo criterio de vestir es “tapar las imperfecciones de su cuerpo”, en concreto las piernas. Pasa de largo ante el espejo, apenas se mira porque no le gusta la imagen que le devuelve. Guarda ropa de hace más de 10 años, ya que “no le gusta ir de compras y no cree que lo necesite”. Piensa que aunque sus prendas no le favorezcan o estén viejas siempre le pueden servir como “fondo de supervivencia” (ir al mercado, bajar a pasear al perro, etc.).

TRABAJO REALIZADO MEDIANTE EL FENG SHUI PERSONAL

– Identificar y cambiar pensamientos, emociones y conductas de los que le cuesta desprenderse.

– Tomar conciencia sobre si prefiere sobrevivir o vivir (extrapolable a su ropa y a su imagen).

– Aprender a mirarse al espejo con cariño.

– Cuidar su cuerpo y su imagen.

– Aprender a desprenderse de lo viejo para atraer lo nuevo.

– Distinguir los colores y estilos más acordes con su personalidad  para sacar el máximo partido de su imagen.

RESULTADOS

– Cambio en sus patrones de conducta respecto a su imagen. Se centra en resaltar lo positivo de su cuerpo, en vez de esconder lo negativo, lo que le permite mostrarse en su totalidad, con lo bueno y lo menos bueno.

– Aceptación de su imagen frente al espejo.

– Cuando duda sobre qué hacer con ciertas prendas, si acumularlas por supervivencia… decide vivir y hacer espacio a lo nuevo.

– Le dedica tiempo a su imagen personal y aunque refiere que a veces le cuesta, le compensa hacer el esfuerzo.

– Elige los colores con los que se ve más favorecida e identificada y cuida su estilo personal.

– Obtiene refuerzos de su ambiente, que valoran muy positivamente todos sus cambios, la notan más rejuvenecida, guapa e incluso piensan que se ha enamorado nuevamente…y están en lo cierto….se ha enamorado de sí misma.